Conecta con nosotros

Justicia

Amnistía internacional en la investigación de autoridades federales y de Guerrero

Publicado

en

Amnistía Internacional expresó su preocupación por las omisiones en que incurrieron autoridades de diversos órdenes de gobierno durante la desaparición de la niña Camila, en la aprehensión de las personas presuntas responsables de ese hecho, así como durante la contención y dispersión de la manifestación de personas, en Taxco, Guerrero. Asimismo, hizo un llamado urgente a las autoridades del estado de Guerrero para que lleven a cabo una investigación del feminicidio de la niña Camila, así como de la actuación de las autoridades.

Dijo que la investigación del feminicidio debe incorporar la perspectiva de género, y ser expedita y profesional para que la familia de la niña tenga acceso a la verdad, justicia y reparación integral del daño, lo que incluye garantías de no repetición.

Esto en apego a las recomendaciones generales 33 y 35 a la Convención sobre la Eliminación de todas las formas de Discriminación contra la Mujer (CEDAW), la Convención Interamericana para Prevenir, Sancionar y Erradicar la Violencia contra la Mujer, el Mecanismo de Seguimiento de la Convención de Belém do Pará, la sentencia de la Corte Interamericana de Derechos Humanos “Caso González y otras (“Campo Algodonero”) Vs. México”, entre otros estándares internacionales.

Esa situación pone de manifiesto una vez más la incapacidad de las autoridades federales, estatales y municipales para actuar con la debida diligencia, particularmente con la celeridad en casos de urgencia, tal y como lo ha denunciado AI desde hace décadas.

Acusan reacción tardía de las autoridades

Según información que se ha podido conocer de las autoridades, como de la familia de Camila, si bien se realizaron acciones inmediatas para localizar a ésta, de parte de la Fiscalía General del Estado de Guerrero no hubo celeridad en la emisión de la orden de aprehensión en contra de las personas que fueron señaladas como probables responsables de la desaparición de la niña.

El organismo internacional resaltó que tampoco hubo una actuación eficaz por parte de policías municipales, estatales, elementos del Ejército y Guardia Nacional para salvaguardar la integridad y la vida de las personas que estaban siendo señaladas como presuntas responsables.

Además, el Secretario de Seguridad de Taxco realizó declaraciones estigmatizantes que parecen responsabilizar a la madre de Camila de su desaparición y asesinato.

Rechazan discurso de revictimización

Edith Olivares Ferreto, Directora Ejecutiva de Amnistía Internacional México, declaró: “la revictimización de la madre por parte de autoridades locales es absolutamente inaceptable y desvía la atención en vez de asumir las responsabilidades de garantizar a las mujeres y las niñas una vida libre de violencia, así como de actuar con debida diligencia durante una denuncia de desaparición”.

“El retraso en la emisión de la orden de aprehensión y la falta de capacidades y coordinación de las corporaciones municipales, estatales y federales para salvaguardar a quienes eran señalados como presuntos responsables, derivaron en hechos sumamente graves que vulneraron el acceso a la verdad y la justicia para las personas familiares de Camila y para la comunidad”, precisó.

AI llama las autoridades a garantizar la no repetición. Las autoridades vulneraron el derecho de acceso a la verdad, justicia y reparación del daño al no haber emitido, con la debida diligencia, la orden de aprehensión y no haber salvaguardado la integridad y vida de las personas presuntas responsables

Recordó que México cuenta con diversas leyes e instituciones creadas a lo largo de tres décadas que están destinadas a prevenir y erradicar la violencia contra las mujeres.

Continuar leyendo
Clic para comentar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Justicia

Nuevo sindicato buscara entrar en General Motors Silao: Israel Cervantes encabeza movimiento

Publicado

en

Por

Un nuevo sindicato se está creando y este abanderado por Israel Cervantes, líder de la Casa Obrera del Bajío, quien ya manifestó que quito su apoyo a SINTTIA.

En un contexto de creciente descontento laboral, Israel Cervantes, ex trabajador de General Motors Silao, líder de la Casa Obrera del Bajío y quien recientemente manifestó que ya no apoya al Sindicato Independiente Nacional de Trabajadores y Trabajadoras de la Industria Automotriz (SINTTIA), ha anunciado la creación de un nuevo sindicato, SINTSA, como respuesta a lo que él considera una traición a los valores sindicales por parte de Alejandra Morales, actual líder de Sindicato independiente nacional de trabajadores trabajadoras de la industria automotriz (SINTTIA).

La decisión de Morales de desviar el rumbo del sindicato ha generado una profunda molestia entre los trabajadores, llevando a Israel Cervantes a formar esta nueva agrupación sindical con el objetivo de regresar a la planta de General Motors Silao.

Trabajadores del área de carrocería ya han expresado su apoyo a SINTSA, viendo en Cervantes una figura que puede devolver el sindicato a su misión original. Sin embargo, para muchos, esta situación se ha convertido en una burla, ya que lo que se presenta como una lucha por el bienestar de los trabajadores parece ser, en realidad, una disputa por el poder entre dos líderes.

La desconfianza entre los empleados de General Motors Silao hacia ambos líderes, Alejandra Morales e Israel Cervantes, ha aumentado. Los trabajadores sienten que sus verdaderos intereses y necesidades están siendo dejados de lado en favor de las ambiciones personales de quienes deberían velar por ellos.

La creación de SINTSA podría marcar un nuevo capítulo en la historia sindical de la planta, pero también resalta la división y el conflicto dentro del movimiento obrero de la compañía.

Continue Reading

Justicia

Eduardo Castillo: El Dictador Sindical que Empuja a los Trabajadores a la Ilegalidad

Publicado

en

Por

Eduardo Castillo: El Dictador Sindical que Empuja a los Trabajadores a la Ilegalidad

En el panorama sindical mexicano, Eduardo Castillo, líder de Transformación Sindical, ha emergido como una figura polémica. Conocido por sus tácticas autoritarias, Castillo ha forzado a numerosos trabajadores a participar en protestas y marchas ilegales, con consecuencias desastrosas para sus vidas laborales y personales.

Castillo, utilizando su poder e influencia, obliga a los trabajadores a unirse a manifestaciones que no cuentan con los permisos necesarios. Bajo la amenaza constante de perder sus empleos o enfrentar represalias dentro del sindicato, los empleados se ven forzados a participar en actividades que los ponen en conflicto directo con la ley. Estas protestas, a menudo, terminan en enfrentamientos con la policía, resultando en la detención y boletinamiento de los participantes.

Las historias de los afectados revelan la magnitud de la manipulación. Castillo promete luchar por los derechos de los trabajadores y mejoras laborales, pero en realidad, utiliza estas promesas como una herramienta de control. Los trabajadores, atraídos por la esperanza de un cambio positivo, se encuentran atrapados en un ciclo de explotación y coerción. Aquellos que se resisten a participar son intimidados y marginados, creando un ambiente de miedo y sumisión.

La participación en estas marchas ilegales trae graves repercusiones para los trabajadores. No solo se enfrentan a la posibilidad de ser arrestados, sino que también son marcados como problemáticos, lo que puede afectar sus futuras oportunidades laborales. Ser boletinado es una mancha que sigue a los trabajadores, dificultando su capacidad para encontrar empleo y mantener estabilidad económica.

El uso de tácticas de intimidación por parte de Castillo es alarmante. Los trabajadores que se atreven a desafiar sus órdenes enfrentan represalias que van desde amenazas hasta el despido. Este ambiente opresivo permite a Castillo mantener un control férreo sobre el sindicato, silenciando cualquier voz de disidencia.

La conducta de Castillo no solo pone en riesgo a los trabajadores, sino que también debilita la causa sindical. En lugar de promover una defensa legítima de los derechos laborales, sus acciones ilegales y coercitivas dañan la reputación del movimiento sindical. Los trabajadores merecen un liderazgo que realmente luche por sus intereses dentro del marco de la legalidad, no uno que los explote y manipule para su propio beneficio.

Es imperativo que se tome conciencia de las prácticas abusivas de líderes como Eduardo Castillo. La protección de los derechos de los trabajadores y la integridad del movimiento sindical dependen de la eliminación de tácticas coercitivas y la promoción de un liderazgo que actúe dentro de la ley. Solo así se podrá garantizar un futuro justo y seguro para todos los empleados, libres de la manipulación y explotación que actualmente enfrentan.

Fuente: Crónicas y Verdades

Continue Reading

Justicia

Eduardo Castillo: El Líder Sindical que Utiliza la Coerción para Fines Ilegales

Publicado

en

Por

En el complejo mundo de los sindicatos mexicanos, Eduardo Castillo, líder del sindicato Transformación Sindical, ha ganado notoriedad por sus métodos coercitivos y cuestionables. Castillo ha obligado a numerosos trabajadores a participar en protestas y marchas ilegales, llevándolos a enfrentar consecuencias graves y dañando su futuro laboral.

Bajo la amenaza constante de perder su empleo o sufrir represalias dentro del sindicato, los trabajadores se ven forzados a unirse a manifestaciones organizadas por Castillo. Estas manifestaciones, que carecen de permisos legales y violan las regulaciones locales, frecuentemente terminan en confrontaciones con las fuerzas del orden. Los empleados, muchas veces sin entender completamente las implicaciones legales, se encuentran atrapados en una situación que puede resultar en su detención y boletinamiento.

Los relatos de varios trabajadores dejan al descubierto la realidad detrás de estas movilizaciones. Castillo utiliza tácticas de miedo y manipulación para asegurarse de que los empleados participen en sus actos ilegales. Las promesas de mejoras laborales y justicia social se desvanecen rápidamente, revelando un panorama en el que los trabajadores son explotados y utilizados como peones en los planes de Castillo.

Las consecuencias para los trabajadores son devastadoras. Al participar en estas actividades ilegales, no solo ponen en riesgo su integridad, sino que también enfrentan problemas legales que pueden incluir multas, arrestos y daños a su reputación profesional. La marca de haber sido boletinados puede seguirlos por años, afectando sus oportunidades de empleo y estabilidad económica.

Además de la coerción para participar en protestas, Castillo emplea tácticas de intimidación para mantener su control sobre el sindicato. Aquellos que se atreven a desafiar sus órdenes o cuestionar su liderazgo enfrentan un ambiente de represión y hostilidad. Esta estrategia asegura que pocos se atrevan a levantar la voz contra las injusticias cometidas bajo su mandato.

La realidad es que las acciones de Castillo no solo perjudican a los trabajadores, sino que también socavan la integridad del movimiento sindical. En lugar de luchar por los derechos legítimos de los empleados, Castillo utiliza su posición para promover sus propios intereses, a menudo a costa de aquellos a quienes debería proteger. Su enfoque en actividades ilegales y coercitivas debilita la causa sindical y expone a los trabajadores a riesgos innecesarios.

Es crucial que se tomen medidas para detener las prácticas abusivas de líderes sindicales como Eduardo Castillo. Los trabajadores merecen ser representados por personas que realmente busquen su bienestar y defiendan sus derechos dentro del marco de la legalidad. Solo así se podrá reconstruir la confianza en los sindicatos y garantizar un entorno de trabajo justo y seguro para todos.

Continue Reading

En tendencia